GENERADORES DE DIÓXIDO DE CLORO

Dioxido de cloro

Sistemas de producción y dosificación de dióxido de cloro Ecodena

En Ecodena realizamos la producción «in situ» de dióxido de cloro utilizando nuestros generadores de alta tecnología que operan mediante la reacción de ácido clorhídrico y clorito sódico, formando una solución con una concentración del 2% de dióxido de cloro (20 g/l de ClO2), diluido en agua. Además de la producción de nuestros generadores de dióxido de cloro estándar, fabricamos también generadores especiales de tipo Batch con dosificación automática multipuntos y generadores que incluyen sistemas de análisis y control del ClO2 libre residual, incluidos en el mismo mando electrónico.

 

Premisa

El dióxido de cloro es un óptimo agente desinfectante, bactericida, microbicida y alguicida, con características muy superiores al cloro y a la mayoría de los productos desinfectantes presentes en el mercado. Cada vez es más empleado, en todo el mundo, en los tratamientos de desinfección de aguas. Por sus innumerables ventajas será, sin dudas, uno de los productos desinfectantes del futuro.

 

Descripción general de nuestro sistema

Fabricamos más de 20 modelos diferentes de Generadores de Dióxido de Cloro que utilizan ácido clorhídrico y clorito sódico, como reactivos de base para la producción de ClO2. Dependiendo de las necesidades de producción y del espacio disponible para el almacenamiento de los reactivos químicos, construimos generadores que emplean reactivos diluidos (ácido clorhídrico al 9% y clorito sódico al 7,5%), o reactivos a concentración comercial (ácido clorhídrico al 33% y clorito sódico al 25%).

Los generadores que utilizan reactivos diluidos, se caracterizan por tener un mínimo grado de peligrosidad, un bajo desgaste de los materiales, un menor coste del generador y una mayor simplicidad del sistema.

Los generadores que utilizan reactivos concentrados, tienen un menor coste de los reactivos, necesitan mucho menos espacio para su instalación y permiten producciones muy superiores de dióxido de cloro.

Para producciones hasta aprox. 600-700 g/h de ClO2 se emplean reactivos diluidos.

Para producciones mayores o por falta de espacio para los depósitos, se emplean reactivos de concentración comercial.

Independientemente de los tipos de reactivos utilizados, la disolución resultante de dióxido de cloro tiene una concentración de, diluido en agua.

 

Funcionamiento de nuestros generadores

Los reactivos se dosifican por medio de dos bombas dosificadoras, que garantizan una rigurosa estequiometría de la reacción. La dosificación se realiza en un reactor fabricado en PVDF alimentario y adecuadamente dimensionado, De esta forma se consigue una solución con una concentración de 20 g/l de ClO2. El control de la reacción se realiza mediante sensores de flujo electrónicos. Estos sensores bloquean la producción del generador, en caso de no detectar el paso de los reactivos, enviando al mismo tiempo una señal luminosa y acústica de anomalía al mando electrónico de control.

La cantidad de dióxido de cloro producida, puede ser modificada en el rango 0…100%.  Esto es posible interviniendo, sea sobre la regulación manual de las bombas dosificadoras empleadas, sea mediante la regulación automática de las mismas bombas con una señal en frecuencia (0…100 imp./h) o analógica 4…20 mA, procedentes, según los casos, de un medidor de caudal, de un instrumento de medición de potencial redox o de un analizador-regulador de Cl O2 residual.

Principales componentes

  • 1 Armario que contiene el reactor de producción y los sensores de flujo, fabricado en resina plástica de polipropileno de gran espesor, resistente a los golpes y completamente anticorrosivo con grado de protección IP 67. Sistema de renovación del aire del interior del armario mediante filtro de carbón activo.
  • 2 bombas dosificadoras para los reactivos de producción, completas de accesorios de aspiración, válvulas de purga y contrapresión e interruptores de nivel mínimo de reactivos. Las bombas están interconectadas al mando electrónico del generador mediante señales digitales, para un monitoreo continuo de su funcionamiento.
  • 1 Reactor de producción fabricado en PVDF blanco de calidad alimentaria, completo de válvulas de entrada y salida en PVDF.
  • 2 Sensores de control del paso de los reactivos de producción.
  • 1 Estructura de soporte en PE con refuerzos especiales y espacio para el paso de los cables eléctricos, de esta forma estarán protegidos contra golpes y salpicaduras de productos químicos.
  • 1 Válvula antisifónica y antipresión con cuerpo de PVDF y membrana de PTFE instalada a la salida del reactor.
  • 2 válvulas antisifónicas instaladas directamente sobre las bombas de reactivos.
  • 2 Grupos de aspiración completos de válvula de fondo de esfera con filtro y accesorios, válvulas de purga y contrapresión, además de las tuberías de aspiración e interruptores de nivel mínimo de los reactivos químicos.
  • 1 Mando electrónico con sinóptico y pantalla alfanumérica de 4” para el control del estado de funcionamiento y alarmas del generador de dióxido de cloro.
  • 1 Filtro anti ruidos de la red, para alimentación del mando electrónico a 24 VDC.
  • 1 Cuadro eléctrico con grado de protección IP 65 con protección magnetotérmica y transformador 110 Vac / 12 Vdc para la protección del mando electrónico.
  • Un sistema de predilución del dióxido de cloro generado, completo de flujimetro con contacto de nivel mínimo para alarma de falta de flujo de predilución.

Sistema de calibración semiautomático de las bombas dosificadoras con cilindros graduados y válvula de 3 vías.

Principales usos del Dióxido de cloro

  • Aguas Potables
  • Industria Láctea
  • Industria Avícola
  • Industria Papelera y de la Celulosa
  • Aguas Residuales.
  • Torres de refrigeración.
  • Hospitales y Clínicas.
  • Industria de Frutas y Hortalizas.
Generador de Dioxido de Cloro

Detalles del Dióxido de Cloro

La molécula de Dióxido de Cloro está compuesta por un átomo de Cloro y dos de Oxígeno (ClO2) y podemos enumerar como principales características:

  • Peso molecular 67.457
  • Punto de fusión –59°C
  • Punto de ebullición +11°C
  • Temperatura critica 153°C
  • Tensión vapor a 0°C 490 Torr

Es el resultado de la reacción química: 5NaClO2 + 4HCl = 4ClO2 + 5NaCl + 2H2O

  • Mayor capacidad oxidante frente a bacterias, virus, esporas, algas, etc., que supone, además, conseguir una gran efectividad, utilizando poca cantidad de producto.
  • Su acción no se ve afectada por las variaciones del pH.
  • Eficaz acción biocida y germicida frente a muchas especies resistentes al cloro, (ferro y sulfo-bacterias, algas, legionella, salmonella etc.).
  • Acción germicida en la mitad de tiempo que el cloro, reducción de espacio y costes de los eventuales tanques de contacto.
  • Mayores tiempos de permanencia en la red, con mayor efectividad en tuberías de distribución largas.
  • No forma compuestos clorados, capaces de alterar las características organolépticas de las aguas tratadas, con formación de olores y sabores desagradables.
  • No forma trihalometanos y cloraminas, compuestos muy peligrosos y cancerígenos.

Es un desinfectante químico de elevadas características. Aunque el ozono es considerado como el mejor oxidante, el Dióxido de cloro (ClO2) en sistemas ya contaminados es muy superior al ozono dada su eficacia en bajas concentraciones, y es un bactericida excepcional aún en bajas dosis.

Su elevada solubilidad en el agua, incluso a temperaturas muy elevadas, incrementa su rendimiento y disminuye los costes. El ClO2 es un desinfectante sumamente eficaz para los tratamientos y la desinfección final de agua potable.

Es muy efectivo y persistente en su efecto desinfectante en tuberías de larga distribución, por qué proporciona un residuo muy duradero.

No tiene competencia en el control y prevención de películas biológicas o sarro en tuberías y tanques con agua. Es el mejor desinfectante para el control de la Legionella y organismos asociados. En laboratorio y en campo se ha comprobado que el ClO2 realmente elimina y controla la Legionella además de eliminar biopelículas, algas, amebas, hongos y moho, que son los que proveen los medios de propagación y escondites a la bacteria de la legionella.

Ofrece resultados muy positivos para la industria alimentaria en el lavado microbiológico de las botellas utilizadas para almacenar alimentos y bebidas, lavados de tipo CIP («Cleaning in place»), pasteurizadores, refrigeradores, autoclaves, tratamiento del vapor y es idóneo para ser usado en el tratamiento del agua de lavado de frutas, verduras, tubérculos, legumbres, etc.

Amplía considerablemente el período de validez (retrasando la fecha de caducidad) de los productos alimenticios a los que se les ha aplicado, además de protegerlos contra la salmonella.

El dióxido de cloro es un gas relativamente inestable y no puede ser comprimido, ni licuado. Por este motivo, es indispensable su producción directamente en el lugar de utilización y su disolución en agua.  Para ello existen en el mercado varios sistemas de producción de dióxido de cloro, siendo el que se obtiene a partir del clorito sódico y ácido clorhídrico el más usado en el tratamiento de las aguas dada la sencillez de su funcionamiento, la facilidad de encontrar los reactivos en el mercado y el bajo coste de los mismos.

La reacción de obtención del dióxido de cloro es 5 NaClO2 + 4 HCl = 4 ClO2 + 5 NaCl + 2 H2O

Nuestros sistemas de producción de ClO2:

– Con reactivos diluidos (9% de ácido clorhídrico y 7,5% de clorito sódico). Se caracterizan por tener un mínimo grado de peligrosidad, un bajo desgaste de los materiales y una mayor simplicidad del sistema.
– Con reactivos de concentración comercial (reactivos concentrados) (33 % de ácido clorhídrico y 25% de clorito sódico).

La elección del sistema de dosificación a utilizar, se basa principalmente en la cantidad de ClO2 necesaria y en la capacidad de producción horaria del equipo. Nos decantaríamos por los reactivos diluidos para producciones de hasta aprox. 600-700 g/h de ClO2 y para producciones mayores o con falta de espacio para su instalación, elegiríamos los reactivos en concentraciones comerciales

Independientemente de las concentraciones de los reactivos utilizados, la disolución de dióxido de cloro tiene una concentración final de 20 g/l de ClO2.

Pantalla de gestión del Generador de dióxido de cloro

La centralita electrónica con microprocesador programable y pantalla alfanumérica,supervisa todas las fases de la producción, control y alarma del generador. Permite además, modificar la dosis de reactivos interviniendo sobre la regulación de las dos bombas dosificadoras, y por consiguiente, la producción de dióxido de cloro de modo automático en el rango 0…100%, mediante señales proporcionales 0/4…20 mA o por mediación de impulsos provenientes de un medidor de caudal u de otra señal exterior.
Puede también realizarse una regulación manual de la producción máxima de ClO2 en el rango de 30…100.

En Ecodena construimos generadores de dióxido de cloro que utilizan reactivos diluidos (ácido clorhídrico (HCl) al 9% y clorito sódico (NaClO2) al 7,5 %) o concentrado (ácido clorhídrico (HCl) al 33% y clorito sódico (NaClO2) al 25 %).

 

Que generador de dióxido de cloro elegir

La elección de uno u otro modelo depende principalmente de la cantidad de dióxido de cloro que se necesita producir y del espacio disponible para almacenar los reactivos de producción. También fabricamos equipos de producción con distintos puntos de dosificación, según las características técnicas de la instalación.
Además, suministramos detectores con alarma de fugas de dióxido de cloro y sistema de telealarma y telecontrol vía GSM.

Tecnología Ecodena

En Ecodena disponemos de tecnología punta en la fabricación de generadores de dióxido de cloro. Nuestra colaboración, de casi 20 años con el constructor italiano Tecme, nos ha permitido complementar y mejorar nuestra capacidad técnica. La inclusión de software de supervisión, muy modernos y avanzados, con funcionalidad web servir, así como sistemas de telecontrol de última generación, nos permiten un estricto control de nuestros equipos, desde cualquier parte del mundo y a través de los principales medio de comunicación Estamos comprometidos a mejorar continuamente la calidad y la eficiencia de todos los sistemas de nuestra fabricación, así como reducir los consumos de energía eléctrica y facilitar las operaciones de mantenimiento.

©2022 Ecodena Guatemala. Todos los derechos reservados.

1 + 6 =

Contacto

PBX: 2507-9320

©2022 Ecodena Guatemala. Todos los derechos reservados.